Mindfulness

¿Qué es el “Mindfulness” ?

El “Mindfulness” o “atención plena” es el hecho de tener conciencia de nuestros pensamientos, sentimientos, sensaciones corporales y entorno en un momento preciso.

La atención plena también implica no juzgar, lo que significa que prestamos atención a nuestros pensamientos y sentimientos con la actitud de un testigo imparcial, sin creerlos o tomarlos personalmente.

 

Mindfulness significa prestar atención de una manera determinada: de forma deliberada, en el momento presente y sin juzgar”

.Jon Kabat Zinn.

 

El Mindfulness tiene que ver con el modo en el que manejamos nuestro foco atencional. Podemos entender el Mindfulness como una mutación de la concepción de meditación tradicional.

La práctica del Mindfulness está desvinculada de creencias religiosas y filosofías de vida concretas; es, simplemente, una práctica que puede convertirse en herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas.

Las personas que lo practican suelen hacerlo durante aproximadamente media hora al día, aunque para comenzar se recomiendan sesiones más cortas, de no más de diez minutos, para ir acostumbrando la mente. Aprender a hacer Mindfulness requiere cierto tiempo de práctica hasta que somos capaces de meditar en casi cualquier circunstancia.

 

¿Dónde podemos realizar Mindfulness?

Al principio hay que tratar de buscar un sitio tranquilo, libre de ruidos, que nos permita sentirnos a gusto. Es muy importante desactivar teléfonos, alarmas y todo tipo de ruidos que nos puedan molestar. Podemos poner música de fondo, pero es mejor que ésta sea relajante y con ciclos repetitivos para impedir que acapare nuestra atención.

La posición será, simplemente, sentarse cómodamente en el suelo; no necesariamente en la posición de loto, pero sí dejando la espalda en un ángulo recto para facilitar la respiración.

 

¿Qué nos aporta el Mindfulness?

El objetivo fundamental del Mindfulness es darnos un método para aprender a gestionar las emociones y actitudes que nos ayuden a afrontar las situaciones que nos presenta la vida.

Así, podremos ser capaces de descubrir que a través del desarrollo de la atención plena en el instante presente, desarrollamos ciertas actitudes positivas en relación a nuestro estado mental y emociones, llegando a controlarlos desde la libertad, el conocimiento en uno mismo y la aceptación.

La meditación también reporta mejoras en la memoria, la capacidad de concentración, la autoconciencia y la inteligencia emocional. Ayuda a controlar el estrés y la ansiedad, los problemas de insomnio y nos ayuda a concentrarnos y así favorecer la creatividad. La meditación ayuda a calmar la mente, y una mente calmada tiene más espacio para generar ideas nuevas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *